Concepto “Linchpin” – Qué nos motiva a dar lo mejor de nosotros en el trabajo

Esta tarde leía la publicación de Ezequiel Trevillo en el blog de AERCO y no he podido por menos que citarla en el blog.

Se trata del concepto Linchpin – o qué es lo que nos motiva a dar lo mejor de nosotros en el trabajo.

Esta palabra da título al nuevo libro de Seth Godin, autor de: Helado de albóndigas; Todos los expertos en marketing son mentirosos; Vaca púrpura; Destapando la Virusidea…
Puedes ver estos títulos resumidos aquí.

Tal y como muy bien explica Ezequiel Trevillo, la palabra “linchpin” es de traducción complicada. Son esos pasadores que hacen una función parecida a las tuercas y ajustan ejes en su sitio evitando que las estructuras se desmonten. Como imagino que no habrá quedado muy claro, echadle un vistazo en Google Images.

En este libro, Seth Godin se aleja un poco de su estilo habitual, más pie a tierra, con recomendaciones claras e instrucciones precisas y se adentra un poco en esa dialéctica “new age” que a mi me despierta tantos recelos.

En cualquier caso, tiene momentos que te pegan verdaderas bofetadas y te producen auténticas epifanías.

Uno de ellos es éste que comparto con vosotros. Cito textual y traduzco:.

El investigador Richard Florida encuestó a veinte mil profesionales creativos y les dio a elegir entre treinta y ocho factores que influyan en la motivación para dar lo mejor de sí en el trabajo.

Los diez primeros, en orden, son:

1.- Desafío y Responsabilidad

2.- Flexibilidad

3.- Un entorno de trabajo estable.

4.- Dinero

5.- Desarrollo Profesional

6.- Reconocimiento por parte de mis iguales

7.- Tener compañeros y jefes que sean estimulantes

8.- Hacer trabajo excitante

9.- Cultura organizacional

10.- El lugar y la comunidad que te rodea

Sólo uno de ellos es un factor motivador claramente extrínseco, el número 4, Dinero. Los otros son bien cosas que hacemos por nosotros mismos o cosas que valoramos por ser quiénes somos.

Lo interesante acerca del dinero es que no existe una forma fácil de incrementarlo para un empleado, al menos no a corto plazo. Pero la mayoría de los otros elementos pueden alcanzar niveles estratosféricos como consecuencia de nuestra actuación, contribuciones y actitud.

Es increíble. O sea que de los 10 factores que nos influyen a dar lo mejor, lo más creativo de nosotros en el trabajo, sólo uno o dos – tal como están las cosas, yo apuntaría también el 2, un entorno de trabajo estable – están fuera de nuestro control, fuera de nuestro nivel de actuación a corto plazo.

A mi me ha dejado patidifuso. Mi primera reacción ha sido: No puede ser, el entorno es más importante/estimulante/frustrante de lo que se reconoce aquí.

Pero tras una segunda y una tercera leída, no le encuentro apenas agujeros. Es una argumentación sólida.

Así que, ¿por qué nos sentimos tan jodidos? ¿Cuanta gratificación no podemos encontrar en los otros ocho puntos, que están prácticamente bajo nuestra jurisdicción?

Para mi uno de los mejores ejemplos de la importancia del clima social de las empresas, desde luego nos quedan décadas para alcanzar un buen estilo de dirección en todos los sentidos.

Publicado originalmente en Aercomunidad.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s